Noticias

Rumores de alianza entre cuatro gigantes navieros desestabiliza competencia

20160420-ocean-alliance-680Rumores de alianza entre cuatro gigantes navieros desestabiliza competencia

Fuente: Mundo Marítimo | 2 de Mayo de 2016

Las navieras tienen claro que unir fuerzas resulta más provechoso para todos en vez de competir y las varias alianzas son prueba de ello. CMA CGM, COSCO Container Lines, Evergreen Line y OOCL, todas pertenecientes a tres diferentes alianzas navieras, planean formar la nueva alianza OCEAN.

De ser legalmente aprobada, OCEAN podría comenzar sus operaciones en abril de 2017. Según un comunicado de prensa emitido en conjunto entre las cuatro compañías, estarán habilitadas para ofrecer productos competitivos y redes de servicio en las principales rutas Asia-Europa, Asia-Mediterráneo, Asia-Mar Rojo, Asia- Medio Oriente, Transpacífico, Asia-Costa Este Norteamérica y Transatlántico, consolidando una flota de más de 350 portacontenedores con más de 40 servicios globales.

Las compañías calificaron este acuerdo como un ‘hito’ entre las principales navieras de la industria. Durante un periodo inicial de cinco años, cada una podrá ofrecer mejores servicios a sus clientes, con menores tiempos de respuesta, frecuencias competitivas y amplia cobertura.

Esta nueva colaboración le permitirá a cada uno de sus miembros entregar servicios significativamente mejores a sus respectivos clientes”, declararon en conjunto las navieras. “Los expedidores podrán contar con una atractiva selección de frecuentes zarpes para satisfacer sus necedidades de cadena logística, incluyendo accesos a vastas redes con el mayor número de viajes y rotaciones portuarias conectando mercados en Asia, Europa y los Estados Unidos”.

Los rezagados

La salida de las cuatro navieras de sus respectivas alianzas –CKYHE, Ocean Three y G6- dejaría a sus antiguos compañeros, como Hapag-Lloyd, Hanjin, MOL, K Line y NYK, entre otros a la deriva.

La teoría más probable es que las navieras se asocien entre sí para competir contra OCEAN y 2M. Hapag-Lloyd (actualmente pertenenciente a la alianza G6) confirmó que está en conversaciones con UASC (Ocean Three) para buscar “formas de cooperación incluyendo la combinación de las operaciones de contenedores mutuas. (…) Aún no hay un acuerdo entre las compañías y no está asegurado que se llegue a sellar un acuerdo para operar” reza un comunicado emitido por la primera.

El problema radica en la participación de mercado que las demás navieras tendrían frente a OCEAN, ya que se necesitaría una alianza entre tres o más compañías para competir en igualdad de condiciones con la gigante liderada por CMA CGM, especialmente en los mercados asiáticos.

Actualmente hay cuatro grandes alianzas que suman 16 navieras y para mediados de 2017 se espera que las alianzas se reduzcan a tres con 13 navieras (se esperan más fusiones, adquisiciones y hasta una quiebra), lo que producirá un quiebre en la estructura de la industria.

Pero si el objetivo de las alianzas es unir fuerzas para optimizar recursos y reducir costos, entonces ¿por qué aún no logran solucionar el problema de las bajas tarifas de fletes? Quizás sea que la medicina resulte ser peor que la enfermedad, ayudando a una caída más pronunciada o la desaparición de competidores más pequeños.